Categorías | Actualidad

Mueren dos ancianos olvidados en una furgoneta

Actualizado el 21 septiembre 2010 por Justa

Su cuidador olvidó sacarles de la furgoneta

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Comentarios enviados (1)

  1. Justa dice:

    Se puede morir de olvido o por un olvido. Por omisión – aunque imprudente – también se mata. ¿Qué hay detrás de unas muertes así? ¿Despiste? ¿Indiferencia? ¿Prisa? ¿Hasta qué punto nos importa la gente que tenemos a nuestro alrededor y a nuestro cuidado? ¿Se puede olvidar a una persona como se olvida un paraguas? ¿En qué sociedad vivimos? Cualquiera puede tener un despiste, pero algunos, como éste, tienen consecuencias trágicas. Estos ancianos pasaron el día en una furgoneta sin que nadie les echara de menos. Murieron olvidados, que debe ser una de las peores formas de morir. El responsable de estas muertes, el director de un geriátrico de Ciempozuelos, era, en este caso, «el guardián de su prójimo», pero se despistó. Puede pasar, pero no debe pasar. Una noticia, sin duda, para reflexionar sobre qué estamos haciendo con las personas mayores y, en general, con los demás.¿En qué estamos pensando mientras hacemos mil cosas a la vez? ¿A cuántas personas no estamos «dejando morir» en vida con nuestra indiferencia?

Deja tu comentario

Advertise Here
Advertise Here

Sitios recomendados