Categorías | Hemeroteca

El Tribunal Constitucional lo dejó claro

Actualizado el 26 octubre 2010 por Justa

Constitucionalidad de la Ley Integral contra la violencia de género

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Comentarios enviados (2)

  1. Pablo Herrera García dice:

    A pesar de mi creencia en el Tribunal Constitucional como supremo intérprete de nuestra Constitución, debo admitir que discrepo en parte en la decisión que ha tomado respecto a este asunto de la constitucionalidad de esta Ley integral.

    Considero que, pese a lo beneficiosa que puede resultar una discriminación positiva en algunos casos, en éste, concretamente, creo que podría haberse orientado de manera distinta. Es innegable que el maltrato hacia la mujer es, por desgracia, a día de hoy, una lacra real. No obstante, y no me refiero ahora al Tribunal Constitucional sino al «legislador», creo que podría haberse orientado de manera que, teniendo el mismo efecto protector para la mujer, no marcara de manera tan evidente (para mí) ese toque de discriminación hacia la figura del hombre.

    ¿Por qué no dejar abierto el género de esta ley? ¿Porqué no puede penarse a quien COMETIERE un delito o agresión dentro del matrimonio o pareja de hecho, en vez de al hombre?

    El Derecho Penal empieza a ser un Derecho orientado, no a casos concretos (como lo era hasta hace poco), sino orientado a personas concretas, tipificando tan erróneamente, para mí, al hombre como único y posible maltratador y, eso sí, siempre el hombre contra la mujer.

    ¿Es que los hombres homosexuales no son violentos? ¿Es que un hombre maltratado sufre menos que la mujer?

    A pesar de que consideraba necesaria esta regulación normativa, creo que responde en gran medida a políticas populistas e impulsos políticos que en ningún caso solucionan problemas.

    El derecho penal NO es la solución.

    Pablo Herrera García

  2. ana l dice:

    Estoy de acuerdo en casi todo lo que expone. La opinión que más comparto es aquella en la que usted se refiere de que el Derecho Penal no es la solución, ya que, si bien es cierto que en los casos de este tipo de violencia hay unos rasgos comunes, cada situación es totalmente diferente y, desde mi punto de vista, hay más variables que dan lugar a un resultado que en cualquier otro tipo del Código Penal, pj., el hurto o el allanamiento de morada. Creo que, además, la sociedad está evolucionando. Véanse la cantidad de casos de parejas homosexuales y los hombres desgraciadamente maltratados también. Sigo reiterándome en lo que he comentado en otros foros de esta página: el problema es la formación de todos, empezando por la de los políticos que llevan a cabo la positivización de este problema.

Deja tu comentario

Advertise Here
Advertise Here

Sitios recomendados