Categorías | Actualidad

Violencia de género versus violencia en el ámbito familiar

Actualizado el 28 diciembre 2011 por Justa

La nueva ministra califica la violencia de género como violencia familiar

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Comentarios enviados (3)

  1. Justa dice:

    Aunque la denominación no sea lo más importante, lo correcto es hablar de «violencia de género» (pese a que se discrepe del término, que tampoco es exacto del todo). La «violencia de género» es un concepto asentado sociológica y jurídicamente y se enmarca dentro del más amplio de «violencia familiar». Pero no hagamos de un drama tan lacerante una cuestión de etiquetas.

  2. Mariano dice:

    Yo no creo que el término se haya asentado sociológica ni jurídicamente, creo más bien que se ha impuesto (un término que se sacaron de la manga hace 8 años, y que se impuso por ley, aunque lo considero mejor que la famosa «violencia machista»). De hecho, la RAE no está de acuerdo.

    También creo que si ahora no se usase ese término porque hay mucha gente a la que no le gusta, ese hecho no cambia en sí la barbarie de cometerlo.

    Y por poner un ejemplo: también se «aceptó» en su día el término «vagos y maleantes», sobre todo jurídicamente (había una bonita ley al respecto), y no por ello ha de ser lo que acepte la sociedad futura, ni el término que se acepte jurídicamente, pues ante ello deberíamos pensar en la ultraactividad de las leyes y sus consecuencias.

    Digo yo que puestos a poner, se podría poner el término «violencia del hombre hacia la mujer en un contexto de superioridad o de creencia de la misma» o «violencia por dominación cultural a la pareja», que es más correcto, y también quedaría englobado dentro de lo conocido como «ámbito familiar».

    De todas formas, reiterando lo dicho, y adscribiéndome a su idea, no creo que el debate esté en la etiqueta, si no en el hecho.

  3. Justa dice:

    Gracias, Mariano, por tus comentarios, siempre sugerentes e inteligentes. Cuando decía que el concepto «violencia de género» se ha asentado sociológica y jurídicamente, no quería decir que lo suscriba a pie juntillas (lo he criticado más de una vez) ni que esté libre de crítica. Pero es cierto que en la doctrina y la jurisprudencia es habitual referirse con esa expresión a episodios tan desgraciados y crueles de violencia hacia la mujer como los que sufrimos casi a diario. Tienes razón al decir que la aceptación de una expresión no significa que sea correcta. No obstante, se ha escrito ingente literatura (científica) sobre la violencia de género. Es muy abundante la bibliografía al respecto y cualquier persona que se refiera a este fenómeno desde el punto de vista jurídico, sociológico o periodístico, sabe que una cosa es la violencia doméstica y otra la violencia de género. Cuando yo «bauticé» mi asignatura de libre configuración con un título excesivamente largo, quise incluir en ella todo tipo de violencia en el ámbito familiar (de ahí que se llame «Análisis penal de la violencia en el ámbito familiar»). Voces cualificadas me reprocharon el título y sugirieron hablar de «violencia doméstica» simplemente. Tampoco sería correcto porque yo explico la violencia doméstica (hacia cualquier miembro de la familia que no sea la pareja) y la de género (que la propia Ley Integral denomina más de una vez «violencia hacia la mujer»). La violencia en el ámbito familiar abarca las dos. Se podría hablar quizás de «violencia en la pareja», pero lo cierto es que esta violencia tiene como víctima, casi en la totalidad de los casos, a la mujer. Yo sigo sosteniendo que tanto ésta como cualquier otro tipo de violencia en la familia debe merecer un reproche penal, si no idéntico, muy similar. Gravísimo es matar a la pareja (mujer u hombre). ¿Y los malos tratos a ascendientes, cada vez más frecuentes? ¿No son gravísimos también? Claro está que la violencia hacia la mujer tiene casi siempre un componente de dominación y discriminación que no puede obviarse y debe ser tenido en cuenta a la hora de castigarla. Pero sin quitar gravedad a otros tipos de violencia que acontecen en el hogar, no tan dulce como a menudo se pinta.

Deja tu comentario

Advertise Here
Advertise Here

Sitios recomendados